Pérdida de dientes. ¿Una cuestión de autoestima?

Artículo 4: Pérdida de dientes. ¿Una cuestión de autoestima?

¿Será una rigidez mental frente a las enfermedades dentales?
He visto la cara de sorpresa de muchos pacientes después que por primera vez, ellos miran las fotos digitales de sus dientes en mi computador.

¿Pero no comen todos los días? ¿Qué pasa al darse cuenta que un Dentista le ha sacado un diente? ¿Y si le sacan dos o más? ¿Qué le pasa al verse dientes con caries o lleno de tapaduras? ¿Qué nos pone obstáculos a nuestro bienestar bucal?

Muchos se pasan la vida, visitando no solo uno sino que varios Dentistas. Se arreglan el que más les molesta. Se sacan el diente que más les duele. Es cíclico. He examinado cientos de cientos de pacientes que llevan atendiéndose ¡60 años y cada vez peor! ¿Qué pasa? Pero, probablemente tenía todos sus dientes sanos a los seis años de edad y ¿entonces?
Paciente de 56 años, sexo masculino, guardia en empresa. Consulta por los
tres implantes que tiene fijados en el maxilar superior “Quiero arreglarme todo”, dijo.

¿Me trato o no me trato mis dientes? Vivo con mis auténticos deseos o vivo en función de los deseos de otros. Solo hay dos caminos. Seguir en lo mismo o cambiar.
Pero ¿sabrán ellos lo que me pasa si me ven comiendo día a día? ¿Sabrán de mis dificultades? ¿Sabrán de mis dolores o de mis molestias?
No es fácil decidir, si detrás hay toda una historia, de años. Si tengo 56 años, tengo una historia al menos de 50 años. Toda una historia dental. ¿Y si tengo 16, o 26 o 36 o 46 o 66, cambia en algo?
Y ¿cómo te sientes? Si te “sientes mal“, es el punto de partida.
Porque tu ser al menos te avisa que algo no funciona bien, al menos como tu deseas. Ese sentirse mal puede  ser tan variado como un ligero dolor, malestar, inflamación, dificultad para masticar, tragar trozos grades de alimentos, mal aliento -generalmente no percibido por nosotros-, o al faltar dientes anteriores estéticos, socialmente nos escondemos o nuestra risa cambia contracturando tus labios para impedir que los demás te vean.

Si te sientes mal, es el punto de partida.

3 Responses to “Pérdida de dientes. ¿Una cuestión de autoestima?”
Leave a Reply